Nuestra experiencia es la mejor herramienta

El Grupo Soutelana comprende un conjunto de empresas que suman más de treinta años de experiencia atendiendo al público y escuchando las necesidades del cliente. Fruto de su capacidad de adaptación, de lo que en el año 1982 nació como una ferretería de amplia gama, han germinado varias filiales que se han convertido en una marca reconocible más allá de las fronteras del municipio de Forcarei, en donde está radicada físicamente la empresa.

Es el caso de Soutelana Calor Natural, una división especializada en climatización con un catálogo de cocinas, barbacoas, chimeneas, insertables, estufas de leña, calefactores de pellets y sistemas de calor basados en la combustión de biomasa. La filial se ha colocado en pocos años como referencia indiscutible a la hora de conseguir los mejores modelos y precios, al ofrecer una amplia gama de marcas seleccionadas por ser las más destacadas del mercado. Lacunza, Hergóm, Berotu, Edilkamin y Ecoforest son parte de los grandes nombres que componen este repertorio, en el que uno puede encontrar soluciones decorativas, modernas, prácticas y ecológicas a la altura de cualquier bolsillo. La fiabilidad y el resultado garantizado son el mejor aval de Soutelana Calor Natural, que dispone de una nave en el polígono de Vilapouca en la que se pueden encontrar en exhibición las principales referencias de este catálogo. La empresa cuenta también con una web, soutelanacalornatural.com, que facilita la compra on-line de cualquier modelo, o hacer consultas sobre el producto elegido que serán atendidas por el mismo personal que en la tienda.

La historia de Soutelana Cociña & Electrodomésticos es muy parecida a la de la división de calor. Con el discurrir de los años, parte importante del negocio de Soutelana se concentró en el equipamiento de cocinas, por lo que el paso natural era crear una división especializada. Hoy en día, todo un equipo trabaja en las instalaciones situadas a pie de N-541, en el centro de Soutelo, para atender las demandas de clientes que, más allá de montar sus cocinas, pueden acceder a un diseño integral pensado de acuerdo con sus necesidades. En este caso, el catálogo de muebles y electrodomésticos, además de ser amplio, comprende un abanico de estilos casi ilimitado, que permite ofrecer la composición justa tanto si el cliente es de gustos vanguardistas como si este prefiere la estética clásica y tradicional. Así, en esta tienda, se puede comprar desde el pequeño y gran electrodoméstico de cocina, hasta imagen, fotografía, informática, tecnología, climatización y calefacción, e incluso muebles. Esta filial también ha emprendido una conversión exitosa al mercado 2.0. El sitio web electrodomesticos.soutelana.com recibe diariamente pedidos y consultas de todos los puntos de España.

Sin embargo, y en contra de lo que pudiera parecer, la gente de Soutelana no se olvidó nunca de que todo tenía su origen en una de las ferreterías más competitivas del mercado, y, lejos de descuidar esta sección de su negocio, la han afianzado de modo que su línea de oferta se encuentra entre las más actualizadas del momento y disponen de las últimas novedades de marcas como Kartcher, Husqvarna, Bosch, Honda o Wolkraft.

La capacidad para adaptarse a las necesidades del cliente se ha hecho aquí más patente aún, dado que los treinta años de vida de la empresa han servido para que el catálogo de esta ferretería tenga respuesta para casi todas las necesidades: desde las más actuales, como el mundo del jardín, los trabajos forestales o la maquinaria profesional, hasta campos más tradicionales como la fontanería, la pintura, la decoración y las herramientas. Soutelana Ferretería, ‘alma mater’ del Grupo Soutelana, también se ha adaptado a la lógica de los tiempos. Así, tiene su sede en la calle C de Soutelo de Montes, pero cuenta también con un espacio de encuentro con su clientela en Internet, en ferreteria.soutelana.com, en donde se pueden adquirir productos a la medida de cualquier necesidad con las mismas comodidades de pago y garantías que en la compra tradicional.